17 dic. 2011

ultima función 2011 - Galáctica - Una aproximación al cine expandido!

Muestra de cierre: Galáctica - Una aproximación al cine expandido! Selección de obras experimentales recientes



Invitaron: Biblioteca Nacional, Óptica Festival Internacional de Videoarte y la Nave de los Sueños.



 

Cine del ojo desnudo y solitario; ajeno a la lógica del hábito y la mirada domesticada.
Cine libre de reglas o, mejor aún, creador de otras nuevas sólo para quebrarlas.
Cine de rincones inexplorados; viaje hacia el origen del movimiento para su  resignificación, veinticuatro mitos por segundo de reproducción mecánica para la percepción visual abierta a la curiosidad permanente. Revelado como nacimiento, e incógnita como resolución creativa: cine accidental; bóveda de contornos y formas distorsionadas de realidad más real que la realidad misma.


Cine del ojo desnudo y solitario; ajeno a la lógica del hábito y la mirada domesticada.
Cine libre de reglas o, mejor aún, creador de otras nuevas sólo para quebrarlas.
Cine de rincones inexplorados; viaje hacia el origen del movimiento para su  resignificación, veinticuatro mitos por segundo de reproducción mecánica para la percepción visual abierta a la curiosidad permanente. Revelado como nacimiento, e incógnita como resolución creativa: cine accidental; bóveda de contornos y formas distorsionadas de realidad más real que la realidad misma.
 

Tiempo hace ya desde que Antonin Artaud le adjudicara al cine la tarea fundamental del trastocamiento completo de la óptica, de la perspectiva y de la lógica. Poco tiempo pasó desde que otro gran experimentador de imágenes Robert Breer, elevara también su voz,  al grito de hurra por un cine donde las palabras son imágenes y los sonidos se manifiestan de forma azarosa, como los pensamientos. Hurra por el trastocamiento. (Ale Dramis)

 
 
 
 
 
 
 
 
Linotipo Blues, de Juan Tancredi. Elogio a la obsoleta máquina de linotipia, que reemplazó a las manos del tipógrafo y hoy está olvidada. La que cambió el mundo en poco más de un siglo, la que quedó tan lejos.

Siempre, de Juan Tancredi. Un metáfora circular, opresiva, desmesurada e (im) piadosamente irónica o quizás, el relato circunstanciado de una pesadilla inquietante.

Arrullo
, de Natalya Lagarreta. Una nueva vida nos brinda un despertar emocional, comunión entre belleza circundante y simple fortaleza del amor.
 


Sin nombre (1 y 2), de Ignacio de Barrio. Intervenciones con lavandina, acrílico, tinta china y film 35 mm. Video - Intervención Digital.

Soma, de Laura Nieves, Agustín Zanalda y Ale Dramis. El sueño de una mujer en la era de las máquinas o, tal vez, la fantasía de una máquina que quiere ser mujer. Un deseo inalcanzable de femeneidad orgánica y corporeidad otra; la permanente imposibilidad de satisfacción de los anhelos.

Retrato, de Laura Focarazzo. Material fílmico intervenido con grafito en escamas, tintas y letras autoadhesivas. Transferida a video y editada con el trabajo sonoro del músico japones Takuya Minakawa.

Dear, de Laura Focarazzo. Originalmente filmada en Super 8, titulada Arde. Reeditada modificando orden y duración de las tomas originales. Se renombró "Dear" jugando con el titulo inicial, dada la reinterpretación realizada de la obra en soporte de video.

Mandalas, de Ernesto Baca. Mandala significa, en sánscrito, círculo energético. Este film intenta plasmar este ritual de concentrar nuestra atención hacia el infinito. Es una obra artesanal, pintada a mano, cuadro por cuadro. 








Safari, de Ignacio de Barrio, Ale Dramis, Catalina Fernández y Agustín Zanalda. Frío de extenso invierno en Buenos Aires frente a un amanecer cualquiera de objetivos luminosos y guantes de lana editados en cortometraje colectivo. La noche sin sueño de ojos abiertos.

Sueños, de Reina Escofet. Una metáfora que simboliza el movimiento de la naturaleza misma. Los signos para guiar nuestro conocimiento, emergen bajo una secuencia de crecimiento, de luces que evolucionan y ceden a la vez. 

Rhododendra, de Ignacio de Barrio y Ale Dramis. Es una exploración formal sobre material fílmico en la que subyace la búsqueda de un estilo y una poética de la imagen que se aleja de la narración y apunta a una experiencia física, libre y envolvente.


Senderos, de Catalina Fernández e Ignacio de Barrio. Viaje de iniciación de Pamela, cuyo propósito es vincularse en un entorno natural a través del lenguaje de la danza. Una encrucijada entre sus afectos y el desprendimiento, en una atmósfera que confunde realidad y sueño.
 
 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario