22 abr. 2013

Pajarito Zaguri (1941- 2013)


PAJARITO ZAGURI: El mago de los vagos

Pajarito Zaguri imprimió su nombre a lo largo de casi 50 años de rock y blues. Tocó con Moris y Tanguito. Formó parte de Los Beatniks, Los Náufragos, La Cría Rockal, La Barra de Chocolate, Piel de Pueblo, La Pesada, La Murga del Rock’n’roll y Los Jóvenes Viejos. Hace unos años editó un nuevo disco: El mago de los vagos. Falleció hoy a los 71 años. 
|Nota y Foto por Gabriel Patrono // Edición: Hernán Panessi.

Hay épocas en los que me borro y no aparezco. Tiene que ver con mi personalidad. Yo hago solamente lo que me gusta. A veces prefiero irme de mochilero, o vivir en carpa un par de años por ahí. Viví diez años en las sierras de Córdoba. Cada tanto vine a tocar con mis amigos bluseros a los boliches underground de Merlo, Ramos Mejía, San Miguel y los suburbios a tocar con marginales, que por ahí no tienen otra opción más que delinquir para poder darle de comer a sus hijos.

Pájaro apareció en San Justo en la primavera del ’93, después de varios años de aventuras en las sierras y tras un largo peregrinaje que lo alejó de toda crónica rockera. Una noche, con sorpresa, lo encontramos en un bar del oeste. Nos quedamos charlando y nos prometió una visita. Se hizo presente al otro día en la vieja salita de ensayo que teníamos con amigos. La visita duró casi un mes.

¡Yo no elegí ser quien soy! Jamás quise ser un mito del rock ni el pionero de nada, nunca quise ser eso. Quise ser protagonista de un cambio. Una vez logrado eso, yo volvía a ser lavacopas. Pero esto siguió y terminé siendo músico de rock y blues. Pero: ¡yo no elegí ser Pajarito Zaguri!

Detrás de Pájaro y su leyenda de pionero y pesado, apareció un tipo sensible y divertido, que estaba en banda y sin un mango, pero que no se hacía ningún problema.
Por esos días amasaba el repertorio para su regreso, después de años sin grabar, los temas que integraron el mejor de disco de toda una vida de rock y blues, En el 2000 también.

Una tarde con zapada y whisky nacional, repasaba una hermosa versión blusera del clásico Tonada del viejo amor, de Jaime Dávalos y Eduardo Falú, dejamos prendido el grabador de la sala y nos contó como dieron los primeros pasos para fundar el rock argentino y habló sobre su modo de vivir la vida y la música

¿Cómo fueron los comienzos?
En el ’62, cuando empezamos, con Moris, teníamos la idea de conformar una alternativa al Club del Clan y toda la música comercial. Queríamos cantar canciones en castellano que tuvieran sentido y mensaje. Y parar la avalancha que veíamos venir de la influencia de los Teen Tops, que salieron de México y fueron en el mercado mundial los primeros que hicieron rock en castellano. Ellos traducían las letras de Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins y todos ellos, pero lo hacían con muy poca libertad. Les ponían unas letras que según la discográfica iban a funcionar pero que no tenían nada que ver con las originales.

¿Qué decían esas letras?
“Las letras que decían: “estoy caminando calle abajo y voy al hotel de corazones destrozados porque no hay nada que a mi me satisfaga”, eran cambiadas por otras que decían: “me voy al hotel de la plaza donde van las chicas lindas a tomar un trago” y así con todas. Nosotros queríamos cantar las letras como eran; o inventar las nuestras, que fue lo que hicimos. Por eso se dice que nuestro grupo Los Beatniks, fue el primero del rock argentino.”

¿Quiénes fueron los primeros?
“En realidad los primeros fueron Horacio Ascheri y Johny Tedesco, pero ellos repetían lo que venían haciendo los Teen Tops, que fueron los primeros en castellanizar el rock and roll.”

¿Y ustedes qué querían?
“Ser protagonistas de un cambio, lograr que a partir de nosotros todo lo demás perteneciera al pasado, y en alguna medida yo creo que lo logramos. Después me di cuenta que en realidad esas manifestaciones culturales, esas revoluciones, se logran solas y que eligen a un par de personajes en el planeta. En este caso tuve la suerte de ser uno de ellos, pero yo creo que hubiera sucedido igual.”

Eran los días de la insoportable película Tango Feroz. A Pajarito le molestó que el film reflejara tan mal los tiempos vividos en los ‘60. Con los amigos del barrio fuimos a la premiere junto con Pajarito y Rocky Rodríguez, otro de los pioneros de la movida beatnik. A la salida, en la pizzería de enfrente, contó: No me sorprende que la película sobre mi amigo Tango sea mentira, porque es mentira la vida de San Martín, la vida de Sarmiento y la de Janis Joplin. Por eso mi vida la voy a escribir yo… y también va a ser mentira.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario